Skip to Content

Publicado el 7 de enero de 2020 a las 10:30 am. SALUD redes

Conoce el Programa en Adicciones de Fundación Carlos Slim

La adicción se define como una enfermedad crónica y recurrente del cerebro, cuya característica principal es la búsqueda y consumo compulsivo de sustancias recreativas o drogas, sin importar sus consecuencias nocivas. Se considera una afección cerebral ya que tales sustancias modifican este órgano, llevando a que su estructura y funcionamiento se vean afectados.

Conoce el programa Sillas de Ruedas de Fundación Carlos Slim

Según el Consejo Nacional contra las Adicciones (CONADIC), en México hay más de 2 millones de jóvenes menores de 18 años que requieren algún tipo de rehabilitación por consumo de drogas.

Ante ello, Fundación Carlos Slim, en colaboración con Fundación Inbursa, puso en marcha el Programa en Adicciones, el cual impulsa el fortalecimiento de la calidad de los servicios ofrecidos por los centros de rehabilitación de México, tanto públicos como privados, que atienden a personas con algún tipo de adicción.

Asimismo, el programa funge como puente entre los Centros de Ayuda Mutua y las dependencias gubernamentales, incluyendo los consejos estatales contra las adicciones. Esto para fortalecer las redes de atención, brindando asesoría permanente para que los centros cumplan con la Norma Oficial Mexicana en materia de adicciones y obtengan el registro ante el Centro Nacional para la Prevención y Control de las Adicciones (CENADIC), mediante lo cual pueden recibir recursos federales para financiar su operación.

La iniciativa se complementa con los programas de fomento al deporte masivo, como Copa Telmex-Telcel de Fútbol, De la Calle a la Cancha y Ring Telmex-Telcel.

Fundación Carlos Slim tiene como objetivo la formación integral de las personas de todas las edades, en México y América Latina, para que fortalezcan sus capacidades, habilidades y puedan insertarse activamente en el desarrollo económico y social, logrando más y mejores oportunidades de vida.

Para ello, trabaja con instituciones académicas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, a fin de que sus programas de educación, salud, empleo, justicia, migrantes, seguridad vial, desarrollo humano, deporte, medio ambiente, cultura, ayuda humanitaria y desarrollo económico beneficien a la mayor cantidad de personas, con especial énfasis en los grupos más vulnerables.