Publicado el 9 de marzo de 2017 a las 4:00 pm.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Riñón, llaman a crear conciencia sobre la salud renal y reducir el impacto de las enfermedades que se generan por tener estilos de vida no saludables.

Este día impulsado por la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón en 2006, busca informar a las personas sobre las enfermedades que pueden sufrir estos órganos por una mala a calidad de vida.

“Una vida sana para tener riñones sanos” es lema de este año. Para llamar la atención sobre la pérdida de la función renal, el Sector Salud emitió una serie de recomendaciones para su prevención como consultar al médico si se presentan factores de riesgo como diabetes, hipertensión, obesidad o antecedentes familiares de esta enfermedad.

Conoce más: Día mundial de Riñón 2017

Tener un peso saludable, mantenerse activo, llevar una dieta saludable, beber dos litros de agua diario, evitar el tabaco, mantener los niveles de glucosa dentro de los parámetros normales y reducir el consumo de sodio, son factores preventivos para cuidar los riñones.

Se calcula que el 10 por ciento de la población mundial presenta una afección de esta índole.

En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló que actualmente atiende a 58 mil 246 pacientes en terapia de reemplazo renal (diálisis, hemodiálisis).

De acuerdo con el Centro Nacional de Trasplantes (CENTRA), 12 mil 973 personas esperan recibir un trasplante de Riñón.

Para la Fundación Carlos Slim, la prevención de las enfermedades crónicas es una prioridad, por eso creó su Programa CASALUD que es un modelo integral que busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto.

Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO®), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal, para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible. Actualmente el modelo forma parte de la Estrategia Nacional contra la Diabetes y Obesidad, operando en 27 estados de la república.

Vía: Notimex