Publicado el 6 de marzo de 2017 a las 9:51 am.

El Día Mundial del Riñón se celebra todos los años el segundo jueves del mes de marzo, siendo el día 9 de marzo del año 2017. Se trata de un día en el que se ensalza la importancia del riñón dentro del organismo humano, así como los posibles problemas o enfermedades derivadas de su mal funcionamiento.

El Día Mundial del Riñón surge en el año 2006 como iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y de la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón (IFKF) para promover la salud renal a partir de la prevención partiendo de la premisa de que la Enfermedad Renal Crónica (ERC) es nociva y tratable.

El 10% de la población mundial padece (ERC); 2.6 millones de pacientes con enfermedad renal terminal (ESRD) recibieron diálisis en 2010 en todo el mundo. Se prevee que este número se duplique a 5.4 millones en 2030. 600 millones de personas en el mundo se ven afectadas por la obesidad, 220 millones de las cuales son niños de edad escolar. Las personas afectadas por la obesidad tienen un 83% más de riesgo de ERC, en comparación con las personas con un peso saludable. La obesidad es un factor de riesgo para desarrollar precursores importantes de ERC y ESRD, como diabetes, hipertensión y cálculos renales. Las estrategias para reducir el exceso de peso y prevenir el desarrollo de diabetes mellitus, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, reducirán el riesgo de enfermedad renal.

Los principales objetivos en el Día Mundial del Riñón son:

  • Impulsar un estilo de vida sana y saludable.
  • Impulsar la donación para el trasplante renal.
  • Prevención de enfermedades renales crónicas.
  • Implementar la detección temprana de la enfermedad.
  • Incrementar el conocimiento sobre las enfermedades renales.
  • Concienciar a la población sobre la prevención de la enfermedad.
  • Informar sobre los factores de riesgo frente a una enfermedad renal.

Cada año es elegido un tema del Día Mundial del Riñón sobre el que versarán todas las iniciativas y actividades realizadas en ese año, en el 2017 el tema es “Obesidad y enfermedad renal, estilo de Vida Saludable para Riñones Saludables”.

Para la Fundación Carlos Slim, la prevención de las enfermedades crónicas es una prioridad, por eso creó su Programa CASALUD que es un modelo integral que busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto.

Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO®), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal, para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible. Actualmente el modelo forma parte de la Estrategia Nacional contra la Diabetes y Obesidad, operando en 27 estados de la república.