Publicado el 6 de abril de 2017 a las 4:10 pm.

Ha comenzado la segunda fase de pruebas de una vacuna experimental que fue diseñada para combatir el virus del Zika.

Los encargados de desarrollarla fueron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y la agencia de investigación médica de Estados Unidos, a través del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Las primeras pruebas se relizarán en al menos dos mil 490 participantes sanos en áreas confirmadas o potencialmente infectadas por mosquitos portadores del Zika.

Anthony S. Fauci, director del NIAID, señaló: “Nos complace haber avanzado rápidamente una de las vacunas experimentales de NIAID. Esperamos que este estudio produzca información valiosa sobre la seguridad de la vacuna y su capacidad para prevenir la enfermedad causada por el zika”.

Conoce más: México y Brasil candidatos para las primeras pruebas de la vacuna contra el Zika

Y aseveró que “una vacuna segura y efectiva (…) es urgentemente necesaria para prevenir los defectos de nacimiento a menudo devastadores que puede resultar de la infección por el virus del Zika durante el embarazo”.

Mientras el primer voluntario ya ha sido vacunado en Texas, los países que participarán dentro de esta fase son: Estados Unidos y Puerto Rico, Brasil, Perú, Costa Rica, Panamá y México.

Por el momento, no existe un antídoto con licencia para prevenir los efectos de la picadura del mosquito Aedes Aegypti, principal transmisor del virus de Zika.

La expansión de este virus no sólo se ha limitado al continente Americano, países como España y Portugal fueron los primeros de la Unión Europea en tener pacientes enfermos de Zika, incluso Rusia ha registrado algunos casos.

A través de la Comisión para el Futuro de las Vacunas en América Latina (COFVAL), Fundación Carlos Slim, ha impulsado una serie de recomendaciones y soluciones que mejoren el actual sistema de vacunación en México y la zona de Mesoamérica.

Además, busca financiar la búsqueda de antígenos para la eventual producción de vacunas que tienen el potencial de prevenir enfermedades graves y muerte en millones de personas.

 

Vía: Notimex