Publicado el 12 de mayo de 2017 a las 4:00 pm.

En noviembre el año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS), levantaba la alerta sanitaria internacional que había generado el virus del Zika. Este jueves, Brasil declaró el final de la emergencia de salud que se vivía por el Zika en el país.

“El fin de la emergencia no significa el fin de la vigilancia o asistencia” a familias afectadas, indicó Adeilson Cavalcante, secretaria de vigilancia sanitaria del Ministerio de Salud de Brasil. “El Ministerio de Salud y otras organizaciones involucradas en esta área mantendrán una política de combate al zika, dengue y chikungunya”.

El Ministerio de Salud señaló que esos esfuerzos ayudaron a reducir de manera importante los casos de zika; de enero a mediados de abril, el ministerio registró 95% menos casos que durante el mismo periodo de 2016. También ha disminuido la incidencia de microcefalia.

Conoce más: México y Brasil candidatos para las primeras pruebas de la vacuna contra el Zika

El virus del Zika se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, los mismos que pueden transmitir el dengue, chikunguña y la fiebre amarilla.

La expansión de este virus no sólo se ha limitado al continente Americano, países como España y Portugal fueron los primeros de la Unión Europea en tener pacientes enfermos de Zika, incluso Rusia ha registrado algunos casos.

A través de la Comisión para el Futuro de las Vacunas en América Latina (COFVAL)Fundación Carlos Slim, ha impulsado una serie de recomendaciones y soluciones que mejoren el actual sistema de vacunación en México y la zona de Mesoamérica.

Además, busca financiar la búsqueda de antígenos para la eventual producción de vacunas que tienen el potencial de prevenir enfermedades graves y muerte en millones de personas.