Publicado el 5 de abril de 2017 a las 1:00 pm.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha señalado que la depresión es la primera causa de discapacidad en el mundo, al registrarse un aumento de casi el 20 por ciento en la última década.

De acuerdo con el organismo, el número de persona depresiva ascendía en 2015 a 322 millones, un 18.4 por ciento más que en 2005.

Margaret Chan, directora general de la OMS, señaló: “Estas nuevas cifras son un toque de atención para que todos los países se replanteen su visión de la salud mental y la traten con la urgencia que merece”.

La depresión está definida como un trastorno mental en el que el afectado muestra una tristeza permanente y una pérdida de interés por las actividades que la gente suele disfrutar, acompañadas por la incapacidad de llevar a cabo tareas diarias durante dos semanas o más.

Conoce más: Falta de actividad física amenaza la vida de las personas: OMS

Esta enfermedad puede provocar en quienes la sufran, sentimiento de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño, sensación de cansancio y falta de concentración. En casos más graves, puede conducir al suicidio.

Su costo económico se estima en un billón de dólares al año, debido a la caída de la productividad y otras dolencias médicas.

El director del departamento de Salud mental y abuso de sustancias, SheJar Saxena, recordó que los tratamientos psico-sociales y los médicos pueden tener una gran eficacia, e insistió en la importancia de atender a más personas que necesitan ayuda.