Publicado el 30 de marzo de 2017 a las 5:26 pm.

La enfermedad de Chagas es causada por la infección de un parásito llamado Trypanosoma cruzi, el cual se transmite a seres humanos por chinches infectadas. Es una enfermedad desatendida endémica de América Latina, pero existen casos en 4 continentes; se estima que en América existen entre 6 y 8 millones de casos.

La enfermedad se puede tratar debidamente durante el periodo inmediato a la infección, posterior a lo cual puede volverse crónica, causando cuadros clínicos graves como cardiomiopatía y alteraciones en diferentes órganos, lo cual eventualmente puede llevar a la muerte.

El pasado 30 de marzo, se llevó a cabo una reunión de seguimiento en los avances de la Iniciativa para el Desarrollo de una Vacuna Terapéutica contra la Enfermedad de Chagas.

Iniciativa financiada por Fundación Carlos Slim (FCS) que inició en 2011 en alianza con Baylor College of Medicine, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y la Universidad Autónoma de Yucatán, en la que se busca el desarrollo de nuevas vacunas contra enfermedades vinculadas a la pobreza y se fortalecen los programas nacionales de vacunación.

Se cuenta ya con una vacuna que está siendo probada actualmente en modelos animales con buenos resultados, la cual mejora la sobrevida y disminuye la cantidad de parásitos en el tejido cardíaco.

La segunda fase de la iniciativa inició en 2016, al final del cual se espera contar con una vacuna lista para iniciar los estudios en seres humanos.

En la misma reunión, se dio inicio al proyecto Caracterización Epidemiológica de la Enfermedad de Chagas en México.

El objetivo de este proyecto es generar información integral sobre el comportamiento de la enfermedad en el país, para la identificación de sitios clínicos en los cuales se pudiera probar la vacuna contra Chagas que actualmente está en desarrollo.

El proyecto estudiará la prevalencia de la infección en seres humanos, la distribución de las especies de chinches que funcionan como vectores de la enfermedad en el país, la variabilidad genética de los parásitos y con esta información se generarán mapas de riesgo para la transmisión de la infección.

Se preveé que la duración del proyecto sea de 2 años y estará financiado por Fundación Gonzalo Río Arronte con la participación de Fundación Carlos Slim, la Dirección General de Epidemiología, el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, el Centro de Ciencias de la Complejidad de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, el Baylor College of Medicine y la Universidad de Tulane.

La reunión fue coordinada por el Dr. Miguel Betancourt Cravioto, director de Soluciones Globales de FCS, con la participación de María Elena Bottazzi, Ulrich Strych, Kathryn Marie Jones y Melissa Nolan García por parte del Baylor College of Medicine; Eric Dumonteil, de Tulane University y Jaime Ortega López, de Cinvestav.