Publicado el 14 de abril de 2017 a las 10:00 am.

Durante la pasada inauguración de la Reunión Anual de Perinatología, el Secretario de Salud, José Narro Robles, informó que en 2015, se registraron aproximadamente 405 mil nacimientos en mujeres de 19 años y menores de edad.

De los cuales, 10 mil 280 fueron de niñas entre 10 y 14 años, lo que significa que cada día nacieron 28 bebés de “madres niñas”, señaló Narro Robles.

México es uno de los países a nivel mundial con mayor incidencia en la tasa de nacimientos en menores de edad, sin embargo, la meta para las autoridades de salud, es erradicar los embarazos en niñas y adolescentes para el año 2030.

“Las niñas no se embarazan, las adolescentes no se embarazan, las embarazan, por lo que se tiene que ver el perfil para tener más información y generar acciones mucho más específicas, porque hay muchas causas y orígenes que tenemos que combatir a fondo”, resaltó el funcionario federal.

Por otro lado, respecto al tema de mortalidad materna, el Secretario mostró su preocupación y aseguró que ésta tiene que ver con adolescentes y niñas, en sus embarazos, durante el parto y puerperio.

En el 2015 se registraron 778 muertes maternas, de la cuales, 101 de ellas correspondieron a mujeres de 19 años de edad y menores.

El 70 por ciento de los casos son mujeres de 18 años o más, y 34 por ciento (una de cada tres), corresponde a padres de 21 años que embarazaron a una niña de 10, 12 ó 14 años.

Desde 2011, la Iniciativa Salud Mesoamérica, con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates, Fundación Carlos Slim, la Agencia Española de Cooperación y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), busca disminuir la muerte materna y neonatal en el 20 por ciento de las mujeres más pobres de la región.

Actualmente, la Iniciativa Salud Mesoamericana ha beneficiado cerca de 1 millón de mujeres en edad reproductiva y 650 mil niños menores de cinco años.

El trabajo desarrollado ha mejorado la disponibilidad de equipos médicos para la atención del embarazo, la capacitación del personal de salud, la disponibilidad de medicamentos para la atención del parto, la disponibilidad de vacunas y suplementos para el adecuado desarrollo nutricional de los niños.