Publicado el 28 de febrero de 2017 a las 1:00 pm.

El jaguar es una especie que está catalogada en peligro de extinción. Su caza ilegal y la destrucción de sus hábitats son las principales amenazas que enfrenta esta especie en todo el continente americano. En México se calcula que habitan 4 mil ejemplares.

Desde el 2005, la Fundación Carlos Slim y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), han trabajo de la mano para apoyar la estrategia nacional de conservación del jaguar y reducir el impacto de las actividades que lo amenazan, a partir de políticas compatibles con el desarrollo sustentable de cada región.

Se han impulsado acciones como la realización de los censos nacionales de la especie, 11 Simposios ‘El jaguar mexicano en el Siglo XXI’, así como actividades de difusión y comunicación que incluyen pláticas en escuelas secundarias y preparatorias de México”.

A continuación presentamos 10 datos que permiten conocer más sobre este magnífico animal:

  1. El nombre científico que se le asigna es: Panthera onca.
  2. Es el felino más grande de América y el tercero en el mundo. Los primeros lugares los ocupan el tigre y el león, respectivamente.
  3. Sus motas o manchas son un patrón único en cada animal. Son sus huellas dactilares.
  4. Antes de la llegada de los españoles, se calcula que existían más de cien mil jaguares.

Conoce más: Jaguar mexicano podría habitar reserva natural de 35 mil hectáreas

  1. Los olmecas son considerados “el pueblo jaguar”. Los fundadores de la cultura madre de la civilización mesoamericana tuvieron al jaguar como símbolo principal de su religión.
  2. Las civilizaciones prehispánicas consideraban a este animal como sagrado y símbolo de fortaleza y valentía.
  3. En 1987 se declaró veda indefinida del aprovechamiento del jaguar en México, con lo que se prohibió su caza, captura, transporte, posesión y comercio.
  4. Destinan más del 50 por ciento de su tiempo a cazar.
  5. Cien días dura su periodo de gestación.
  6. Su mordida es de las más fuertes, lo cual, les permite atacar directamente la cabeza de su presa.