Publicado el 7 de diciembre de 2016 a las 2:54 pm.

Este es un día histórico para Guatemala quien, como territorio, pasa a formar parte de los países que han eliminado la oncocercosis, una enfermedad parasitaria que por años causó daño irreparable a los habitantes con sus síntomas y evolución, principalmente ocasionando ceguera.

Este anuncio oficial de la verificación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se hizo efectivo con la presencia de autoridades gubernamentales, representantes de las instituciones de salud y médicas.

La Fundación Carlos Slim (FCS) se ha sumado al esfuerzo liderado por el Centro Carter y el Programa para la Eliminación de la Oncocercosis en América (OEPA), brindando financiamiento para apoyar la etapa final de la erradicación de la enfermedad en el continente.

En ese marco, el doctor Miguel Betancourt, Director de Soluciones Globales de Fundación Carlos Slim, visitó Guatemala para presenciar el anuncio oficial de la verificación, por parte de la OMS, así como exponer lo que significa para el país el no contar más con ese mal que ha causado ceguera, especialmente en familias más pobres y vulnerables.

 La oncocercosis es una enfermedad parasitaria crónica, causada por un gusano y transmitida por algunas especies de moscas o jejenes que se reproducen en las márgenes de ríos. La misma se manifiesta por comezón y lesiones en la piel y ojos, ocasionadas por la infección de dicha larva, de esa cuenta se le conoce como “ceguera de los ríos”.

Cabe resaltar que la contribución de la FCS está dirigida a apoyar la verificación operativa del programa, la correcta distribución del Mectizan, único fármaco antiparasitario efectivo contra esta enfermedad, en las comunidades afectadas y la promoción de la salud entre la población y el personal de salud para lograr la eliminación de la enfermedad.

Con la erradicación de la oncocercosis en Guatemala, se ha eliminado el riesgo de enfermedad para 231,467 personas y con ello se une a Ecuador, Colombia y México como país libre de la enfermedad declarado por la OMS.

El éxito de la eliminación de la oncocercosis en el continente, pone de relevancia la utilidad de las alianzas público-privadas en salud pública, donde los gobiernos utilizan su experiencia e infraestructura para cumplir con su mandato de prevención y protección de la salud; y el sector privado contribuye con estrategias para un uso eficiente de los recursos, logrando en conjunto desarrollar programas de alto impacto.

El Programa para Eliminación de la Oncocercosis en América es una iniciativa regional que opera desde 1993, el cual ofrece asistencia técnica y financiera a los países para trabajar hacia la eliminación de la enfermedad, desde 1995 es coordinada por el Centro Carter.