Publicado el 22 de febrero de 2017 a las 4:00 pm.

El informe El futuro de la alimentación y agricultura y desafíos de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), señala que la capacidad futura de alimentarse de la humanidad está en riesgo debido a la creciente presión de los recursos, el aumento de la desigualdad y los efectos del cambio climático.

A través de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se dio a conocer que la tendencia indica que sin medidas adicionales, no se alcanzará la meta de acabar con el hambre en 2030.

El documento reconoce los avances que se han tenido en los últimos 30 años para reducir el hambre en el mundo, sin embargo, el costo de producción ha tenido un alto impacto en el medio ambiente, ya que casi la mitad de los bosques que en el pasado cubrieron la Tierra han desaparecido y la biodiversidad ha sido gravemente afectada.

Conoce más: La agricultura en México podría verse afectada por cambio climático

La FAO estima que para 2050, la humanidad rozará posiblemente los 10 mil millones de personas. En un escenario de crecimiento económico moderado, este aumento de población impulsará la demanda mundial de productos agrícolas en un 50% más sobre los niveles actuales, intensificando la presión sobre unos recursos naturales que ya escasean.

Aunado a lo anterior, los efectos del cambio climático serán los principales retos en el futuro: “El cambio climático afectará a todos los aspectos de la producción alimentaria”, señalaron los expertos que participaron en el informe.

La Fundación Carlos Slim realiza acciones de adaptación y mitigación para la conservación de la biodiversidad. Estos proyectos contribuyen a la Estrategia Nacional de Cambio Climático. La mayoría de los proyectos son desarrollados en áreas naturales protegidas federales, en apoyo a las acciones de manejo y conservación que realiza la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

 

Vía: CINU