Publicado el 17 de mayo de 2017 a las 9:32 am.

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte. Sin embargo, existe una gran disparidad en el número de personas que conocen su condición de hipertenso, los que reciben tratamiento y no están controlados y los que reciben tratamiento y están controlados.

Ante ello, es necesario impulsar los esfuerzos para aumentar la conciencia y conocimiento sobre la hipertensión y las iniciativas para facilitar el acceso a tratamiento adecuado y basado en la evidencia.

Cada 17 de mayo, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OMS) se une a la comunidad mundial para conmemorar el Día Mundial de la Hipertensión como una oportunidad para insistir en la necesidad de trabajar en la prevención y control de la hipertensión, con el fin de prevenir muertes por enfermedades cardiovasculares.

La OMS estima que en el mundo existen más de mil millones de personas con esta enfermedad. En nuestro país se tiene registro que más de 30 millones de mexicanos la padecen, es decir, 3 de cada 10 adultos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud.

Un adecuado control, lograría evitar millones de muertes prematuras. Si se logra tratar a la mitad de la población con hipertensión no controlada, incluyendo aquellos tratados con valores de presión arterial sub-óptimos y aquellos no tratados, en 10 años se podrían prevenir 10 millones de muertes en el mundo debido a eventos cardiovasculares.

Factores que la desencadenan:

  • Estrés.
  • Dieta rica en grasas y carbohidratos.
  • Exceso de consumo de sal y alcohol.

No todos los casos presentan síntomas, pero algunos de los más recurrentes son:

  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad respiratoria.
  • Vértigos.
  • Dolor Torácico.
  • Palpitaciones en el corazón.
  • Hemorragias nasales.

Si no se controla a tiempo puede tener graves consecuencias:

  • Infarto al miocardio.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Aneurismas en vasos sanguíneos.
  • Accidentes cardiovasculares.
  • Insuficiencia renal.

La mejor manera de evitarla son:

  • Medir la presión arterial.
  • Abandonar el consumo del tabaco.
  • Dieta saludable.
  • Hacer ejercicio.
  • Evitar el uso nocivo del alcohol.
  • Reducir la ingesta de sal.

Fundación Carlos Slim, a través del modelo integral CASALUD, busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México, identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto.

Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal. Para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible. Actualmente CASALUD opera en 27 estados del país y se han llevado a cabo casi 600 mil mediciones integrales de peso, presión arterial y glucosa, en más de 12 mil centros de salud en los que se ha implantado el Sistema Integrado de Calidad de la Atención, para el seguimiento clínico de más de 1 millón 750 mil pacientes.