Publicado el 21 de diciembre de 2016 a las 1:00 pm.

Fernando Suinaga Cárdenas, presidente Nacional de la Cruz Roja Mexicana, hizo un llamado a los niños a ser vigilantes de la seguridad vial, con la finalidad de fomentar una cultura en la prevención de accidentes viales.

Cárdenas mencionó que la mayoría de los accidentes de tránsito tienen mayor presencia en personas entre 15 y 44 años de edad: “Más de la mitad de las muertes por accidentes vehiculares se registraron en ese rango de edad en 2014”.

Además, señaló que durante esta temporada decembrina los accidentes aumentan un 14 por ciento, por lo que convoca a los padres de familia a ser responsables como conductores, pasajeros o peatones.

Conoce más: Seguridad vial en temporada vacacional

En esta temporada vacacional la Cruz Roja Mexicana, impulsará una campaña en redes sociales dirigida a jóvenes para que conozcan del Decálogo de Seguridad Vial de la institución:

  1. Uso de cinturón de seguridad.
  2. Silla porta-bebés en caso de menores de edad.
  3. Casco en motocicletas.
  4. Conducir a una velocidad y una distancia segura.
  5. Nunca conducir bajo los efectos del alcohol o drogas.
  6. No utilizar el teléfono celular.
  7. Hacerse visible como peatón o ciclista.
  8. Conocer y respetar el Reglamento de Tránsito.
  9. Mantener el vehículo en buenas condiciones mecánicas.
  10. Tener licencia y formación para conducir el vehículo.

El presidente de la Cruz Roja señaló en la escuela primaria pública “Fausto Bravo Gómez”, que la Cruz Roja Mexicana trabaja con los niños para fomentar en ellos una cultura del autocuidado y protección de la salud.

Fundación Carlos Slim a través del programa Pilotos por la Seguridad Vial suma los esfuerzos del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Salud, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) México, Escudería TELMEX, Cruz Roja Mexicana, así como de otras instituciones públicas y privadas, y tiene como objetivo crear una cultura vial que permita salvar vidas en México.

Se han impartido 489 conferencias a 116,802 estudiantes de 261 instituciones de educación media superior y superior de todo el país, así como a jóvenes que han asistido a eventos públicos masivos.