Publicado el 7 de abril de 2017 a las 10:26 am.

En nuestro país, existen actualmente más de 21,000 personas que necesitan de un trasplante de órgano o tejido para salvar su vida, en contraste, anualmente se realizan menos de 2 mil trasplantes de donantes fallecidos, esto se debe principalmente a la falta de una cultura de donación de órganos.

La cantidad de donadores de órganos en el país, es 10 veces menor a la de naciones como España, al existir sólo cuatro donadores por cada millón de habitantes, por lo que es urgente incrementar la conciencia sobre la donación, para dar una oportunidad de vida a más personas.

Con el propósito de concientizar e informar a la población mexicana sobre la importancia y trascendencia de la donación de órganos, Fundación Carlos Slim inició en 2011 la campaña “Héroes por la Vida”, que busca crear mayor conciencia en la población para incrementar el número de donaciones y trasplantes en México. “La donación cadavérica en México todavía es muy baja, lo que hace que una persona que no cuenta con un donador tenga que esperar muchas veces años, para poder ser trasplantada. Por esto, Fundación Carlos Slim trabaja para que más personas puedan acceder a un trasplante, en alianza con las más importanes instituciones del país, otorgando incentivos a los equipos médicos para la procuración de órganos, con becas para capacitación de estudiantes y médicos para la procuración y trasplante de órganos y con la campaña permanente Héroes por la Vida”, señaló Vanessa Slim.

Por otra parte, una alternativa para incrementar el número de trasplantes en el país es la realización de “cadenas de trasplantes” que funcionan de la siguiente forma: si una persona desea donar un órgano a otra persona que lo necesita, ambos tienen que someterse primero a una serie de pruebas de compatibilidad. Hay ocasiones en que, por cuestiones genéticas o por tipos de sangre distintos, esa persona no puede donar al receptor que conoce. Lo que se hace entonces es incluir a esta pareja donador-receptor en un trasplante secuencial, en el que se encuentran otras parejas que están en una situación similar, entonces se pueden hacer las pruebas necesarias para encontrar la asignación óptima y así beneficiar al mayor número de personas que requieren de un trasplante. Para realizar esta asignación óptima se requiere del desarrollo de algoritmos matemáticos.

Para impulsar esta alternativa, Fundación Carlos Slim apoyó al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ) para realizar y documentar la primera cadena de trasplantes en México. Así, se produjo el documental “Cadena de Vida”, en el cual por vez primera, se narra la historia real de ocho personas involucradas en una cadena de donación, reunidas con el mismo propósito: dar y recibir vida. Un equipo de la UNAM junto con el INCMNSZ fueron los encargados de desarrollar los algoritmos matemáticos.

“Si bien, el tema de trasplantes es un asunto de instituciones, también lo es y en mayor medida, de personas, todo este trabajo conjunto se resume en una frase: amor por México. Amor que está presente en los receptores pero en mayor medida en los donadores desinteresados que encarnan la grandeza de este país” , declaró el Dr. Narro Robles.

El documental, realizado por Alex Reider y Camila Fernández de “LAB101”, revela un nuevo panorama de la donación de órganos, relatando la lucha contra la enfermedad renal, los obstáculos y los más profundos anhelos que se entretejen para contar una historia llena de esperanza. La medicina, la tecnología, las instituciones y la voluntad humana son los eslabones que se unen para dar vida, por medio de un nuevo método de donación: la cadena.

La presentación de “Cadena de Vida” se realizó el día de ayer en el Museo Soumaya, con la participación del Secretario de Salud, José Narro Robles; Vanessa Slim Domit, vocera de la campaña Héroes por la Vida; y por parte de la Fundación, Marco Antonio Slim Domit y Roberto Tapia Conyer, Director General de la misma.

“Cadena de Vida” podrá verse a través de Claro video y buscará incorporarse a los festivales de documentales que existen en México, para lograr que llegue a un mayor número de personas y así alcanzar su objetivo central: concientizar sobre la importancia de la cultura de donación de órganos y tejidos en México.