Publicado el 1 de marzo de 2017 a las 4:00 pm.

La Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), dio a conocer que el número de ballenas azules que arriban cada año a las aguas del Parque Nacional  Bahía de Loreto, en Baja California Sur, fue de 20 ejemplares durante esta temporada.

A diferencia del año pasado donde sólo se observaron 10 individuos, este incremento significa que la población de este mamífero se encuentra estable.

El organismo federal señaló que la actividad ecoturística de avistamiento se ha convertido en un motor económico temporal para la zona.

La ballena azul se encuentra en la categoría de “sujetas a protección especial”, por lo cual existen lineamientos establecidos para realizar la observación responsable de cetáceos, la cual únicamente se puede llevar a cabo con permisos expedidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Conoce más: Calentamiento global afecta desplazamiento de ballenas gris

Mediante el Programa de Conservación de Especies en Riesgo, la Conanp, ha elaborado el Manual para la observación pasiva de ballena azul y otros cetáceos en el Golfo de California.

Dicho manual tiene como objetivo capacitar a guías y capitanes de embarcaciones para brindar un servicio  sustentable y de primer nivel brindándoles información básica sobre la biología de esos animales.

Entre los lineamientos que deben seguir todos aquellos prestadores de servicio se encuentran: mantener una distancia mayor a 100 metros de la ballena; apagar el motor y observarla para establecer su comportamiento; encender el motor solo cuando la ballena está navegando y después de que ésta se sumerge para bucear; y nunca acercarse por su cabeza, perseguirla o seguir a una madre con su cría.