Publicado el 1 de marzo de 2016 a las 9:16 am.

[:es]

En el 2013 Comunidad y Biodiversidad A.C. con el apoyo de la Alianza World Wildlife Fund-Fundación Carlos Slim (WWF-FCS) y de otros financiamientos, comenzó a diseñar una red de zonas de restauración marina, reservas completamente protegidas, zonas núcleo, refugios pesqueros, reservas marinas voluntarias, para los arrecifes rocosos costeros en la Región de las Grandes Islas en el Golfo de California, una de las zonas marinas más diversas y productivas en México. Esta red incluye la mejor información disponible para la región, tanto científica como tradicional de los principales usuarios, los pescadores ribereños. Después de tres años, el diseño de la red ha finalizado, y cumple con tres objetivos:

  1. Proteger a la biodiversidad marina, incluyendo especies de invertebrados y peces; hábitats críticos y únicos para el desarrollo de las especies
  2. Promover el uso sostenible y el manejo de los recursos marinos y pesqueros
  3. Y por último, la red integra los potenciales efectos del cambio climático, en particular, el efecto del aumento de la temperatura en el período de vida larvaria de especies de mayor importancia económica y ecológica.

Además, abarca consideraciones socioeconómicas, minimiza el impacto económico asociado con la implementación de medidas de manejo, en este caso, restricción de actividades pesqueras en algunos sitios, y la conectividad ecológica, es decir, asegura vínculos entre zonas mediante el transporte y reclutamiento de un mínimo de larvas, para obtener una propuesta integral de una red de este tipo.

De febrero a julio de 2015 fue presentada una propuesta de red de zonas de restauración marina basada en ciencia a varios actores que tienen una actividad o jurisdicción en la región, como CONAPESCA, INAPESCA, CONANP y sociedad civil. Durante esos encuentros, se logró medir el grado de aceptación, interés y factibilidad de cada sector para la implementación concreta de dicha red. Además, algunas organizaciones promotoras del establecimiento de zonas de restauración en la región han demostrado interés en esta metodología innovadora e integral para el diseño de una red en otras partes del país.

A raíz de este ejercicio, Comunidad y Biodiversidad, A.C. (COBI) de la mano con sus socios PANGAS y The Nature Conservancy (TNC) identificaron la necesidad de establecer principios biofísicos que funcionen para dirigir el diseño de zonas de restauración, como reservas marinas, refugios pesqueros, entre otros, en tres eco-regiones prioritarias de México: el Pacífico Norte, Golfo de California, y el Sistema Arrecifal Mesoamericano. El objetivo es establecer una matriz de principios biofísicos que garantice el éxito en la implementación de este tipo de zonas, dependiendo de sus objetivos específicos de diseño, conservación de la biodiversidad, manejo pesquero y adaptación al cambio climático.

En los próximos meses, serán complementados dichos principios biofísicos y ciertas consideraciones socioeconómicas, así como de gobernanza para desarrollar un marco de referencia para el diseño de zonas de restauración marina en México.

[:]