Publicado el 11 de enero de 2017 a las 1:00 pm.

En la vía pública existen elementos que nos dan indicaciones para convivir de manera armoniosa con los demás actores sociales que interactuamos. Uno de los más comunes e importantes para agilizar la movilidad en una ciudad son los semáforos.

Se pensaría que su nacimiento fue a la par de la creación de los automóviles, sin embargo, fue a finales de la primera mitad del siglo XX que surgieron con la actual necesidad: ordenar el paso y el tránsito de automóviles especialmente.

En cualquier lugar donde se encuentren instalados, existe una red que los sincroniza para permitir el correcto flujo entre vehículos y peatones. Cuando presentan una falla, comienzan a surgir problemas o diferencias entre los conductores, posibles accidentes, choques vehiculares o lesiones hacia los más desprotegidos como los peatones o también los ciclistas.

Conoce más: Decenio de Acción para la Seguridad Vial

Su importancia radica en el papel regulador que desempeñan para la creación de una sana convivencia entre los actores sociales en vía pública. El respeto a sus indicaciones es fundamental para fomentar y fortalecer una cultura vial que beneficie a la sociedad.

Si deseas conocer más sobre la situación mundial de la seguridad vial, revisa este enlace

Fundación Carlos Slim a través del programa Pilotos por la Seguridad Vial suma los esfuerzos del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Salud, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) México, Escudería TELMEX, Cruz Roja Mexicana, así como de otras instituciones públicas y privadas, y tiene como objetivo crear una cultura vial que permita salvar vidas en México.

Se han impartido 489 conferencias a 116,802 estudiantes de 261 instituciones de educación media superior y superior de todo el país, así como a jóvenes que han asistido a eventos públicos masivos.