Publicado el 2 de abril de 2017 a las 2:00 pm.

De acuerdo con el artículo 3° de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se reconoce el derecho a la autonomía individual y a la independencia de las personas.

Asimismo, el artículo 12 de la Convención agrega que, tienen “capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida”.

La capacidad jurídica, es fundamental para el reconocimiento de una persona como ser humano pleno, con derecho a tomar decisiones y celebrar contratos.

En su mensaje por el día Mundial de Concientización sobre el Autismo, António Guterres, Secretario General de la Naciones Unidas, señaló: “ayudemos todos a cambiar las actitudes hacia las personas con autismo y a reconocer sus derechos como ciudadanos, que, igual que todos los demás, tienen derecho a reivindicar esos derechos y tomar decisiones sobre su vida de acuerdo con sus propios deseos y preferencias”.

A menudo, ciertas habilidades se han considerado necesarias para disfrutar de una autonomía individual plena, lo que ha obstaculizado la inclusión social total de las personas con autismo.

En México, uno de cada 160 niños vive con algún tipo de Trastornos del Espectro Autista (TEA), según cifras recabadas por la OMS en enero de 2016 y la prevalencia mundial del trastorno ha aumentado a nivel mundial durante los últimos 50 años.

De acuerdo con la OMS, también son comunes los casos en que los niños y adultos autistas sufran violencia, lesiones y abusos; se les suele limitar el acceso a servicios de salud y educación.

El 2 de abril de 2008, se celebró por primera vez el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, fecha instaurada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para fomentar una sociedad inclusiva y garantizar que las personas con autismo puedan llevar una vida plena.