Publicado el 7 de marzo de 2017 a las 1:00 pm.

El felino más grande del Continente Americano es el jaguar. Su distribución geográfica lo vuelve esencial para los diversos ecosistemas que dependen de su supervivencia y de las especies que caza.

En México, se le puede localizar en las selvas tropicales del sureste hasta el Río Bravo en el Golfo y en la Sierra Occidental de la costa el Pacífico. Su número oscila los cuatro mil especímenes, sin embargo, las constantes amenazas como la cacería ilegal, la ganadería y la pérdida de su ecosistema lo han llevado a una posible extinción.

Lamentablemente la pérdida de este gran felino, no es exclusiva de nuestro país, en todo el continente es amenazado por la actividad humana con el riesgo de desaparecer por completo de la Tierra.

Conoce más: Se presentan avances en la Estrategia Nacional de Conservación del Jaguar

Un estudio publicado en la revista Oryx, ha demostrado que las consecuencias antes mencionadas han logrado que las poblaciones de jaguar se encuentren fragmentadas, dando como resultado 34 subpoblaciones y 33 de ellas tienen las características de estado crítico de extinción.

Uno de los escenarios más preocupantes es el de Argentina, que sin tomar las medidas adecuadas los 30 ejemplares que aún quedan podrían desaparecer en sólo un año.

Desde el 2005, la Fundación Carlos Slim y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), han trabajo de la mano para apoyar la estrategia nacional de conservación del jaguar y reducir el impacto de las actividades que lo amenazan, a partir de políticas compatibles con el desarrollo sustentable de cada región.