Publicado el 17 de abril de 2017 a las 4:00 pm.

Un día como hoy, pero de 1695, murió Sor Juana Inés de la Cruz, una de las escritoras con mayor legado a la literatura novohispana.

Su fecha de nacimiento siempre ha sido una controversia, sin embargo la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ) cita que nació hace 363 años, el 12 de noviembre de 1651. Aprendió a leer a los tres años y a los siete pidió que la mandaran a estudiar la Universidad.

A los ocho años escribió una loa para la fiesta del Santísimo Sacramento en Amecameca. Para entonces ya pedía a sus padres dejarla vestirse de hombre y estudiar.

El 24 de febrero de 1669 entró al Convento de la Orden de San Jerónimo, también llamado de Santa Paula (fundado en 1585), donde profesó definitivamente y permanecería hasta el día de su muerte con el nombre de Sor Juana Inés de la Cruz.

En el convento hizo oficios de contadora y archivista, sin embargo, dedicó su vida al estudio y a la escritura. Llegó a poseer más de cuatro mil volúmenes, instrumentos musicales, mapas y aparatos de medición.

Entre sus obras destacan:

  • Los empeños de una casa.
  • Amor es más laberinto.
  • El divino Narciso.
  • El cetro de José.
  • El mártir del sacramento.
  • Poesía amorosa.
  • Primero sueño.
  • Neptuno alegórico.
  • Carta atenagórica.

El 8 de febrero de 1694, Sor Juana Inés ratificó sus votos religiosos, pero el 17 de abril de 1695, a las tres de la mañana, murió víctima de la enfermedad epidémica de la época, el tifus.