Publicado el 5 de marzo de 2017 a las 11:24 am.

En el marco del Día Mundial de la Audición, la Organización Mundial de la Salud (OMS), hizo un llamado de atención al impacto económico y las intervenciones rentables que pueden ponerse en marcha para hacer frente al problema de la sordera.

En el mundo, 360 millones de personas padecen una pérdida de audición, de los cuales, 32 millones son niños.

De acuerdo con el organismo internacional la no atención de este problema representa un costo que asciende a 750.000 millones de dólares anuales a nivel global.

Shelly Chadha, experta de la OMS señaló: “La pérdida de la audición es un padecimiento de incidencia alta, pero puede prevenirse hasta cierto punto con medidas de salud pública. En los casos en que ocurre hay respuestas para que las personas puedan comunicarse, acceder a educación y a empleos gracias a opciones disponibles”.

Entre los factores que contribuyen a la pérdida de la audición, la OMS citó los genéticos, las complicaciones en el nacimiento, ciertas enfermedades infecciosas e infecciones crónicas del oído.

Los principales problemas de salud a los que se enfrentan las poblaciones más vulnerables de México y América Latina, son prevenibles. Fundación Carlos Slim, trabaja con instituciones públicas y privadas a través de distintos programas integrales para encontrar soluciones innovadoras, sustentables y replicantes que permitan que más personas vivan más y mejor.