Publicado el 20 de abril de 2017 a las 1:00 pm.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que al menos mil millones de personas recibieron tratamiento para alguna enfermedad tropical desatendida durante 2015.

Este tipo de enfermedades son causantes de ceguera, desfiguración, mutilación y debilidad en cientos de millones de personas. Más del 70 por ciento de los países con presencia de estas afecciones tienen ingresos medianos o bajos.

La OMS señaló que en 2007, se formó una alianza mundial para combatir las enfermedades tropicales, con la cual, se ha trabajado con las autoridades sanitarias de cada país, para marcar los lineamientos que brinden medicamentos de calidad, así como su gestión a largo plazo.

Margaret Chan, directora general de la OMS, señaló: “La Organización ha sido testigo de avances extraordinarios en el empeño por doblegar antiguas plagas como la enfermedad del sueño y la elefantiasis. En los últimos 10 años, una de las alianzas mundiales más eficaces de la salud pública moderna ha conseguido evitar secuelas discapacitantes y rescatar de la pobreza a millones de personas”.

Se estima que unos 1.600 millones de personas padecen estas dolencias, entre ellas más de 500 millones de niños.

Por su parte, el Jefe de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud en la Organización Panamericana de la Salud. (OPS), Marcos Espinal, mencionó: “Los países en nuestra región están cerca de eliminar algunas de las enfermedades tropicales desatendidas, con el apoyo de socios y la excelente cooperación técnica liderada por la OPS y la OMS, pero necesitamos más apoyo para terminar la tarea en las Américas y eliminar estas enfermedades”.

Los países miembros de la OPS, acordaron el año pasado un plan de acción para eliminar ocho enfermedades infecciosas desatendidas y prevenir, controlar y reducir la carga de otras cinco en los próximos seis años. Asimismo, se vieron acciones para reducir el riesgo de re-introducción una vez eliminadas.

Entre los avances que se tienen en la Región de las Américas 2009-2015, se encuentran:

  • Colombia, Ecuador, México y Guatemala son los primeros países del mundo en haber recibido la certificación de la eliminación de la oncocercosis de la OMS.
  • El número de personas que necesitan tratamiento para la oncocercosis en la región descendió de más de 336.000 en 2009, a poco más de 25.000 en 2015.
  • Diecisiete países de Centroamérica y América del Sur, han eliminado en parte o en la totalidad de su territorio la transmisión vectorial del Chagas.
  • Casi todos los países de la región han eliminado la lepra como problema de salud pública a nivel nacional.
  • Catorce países no tienen transmisión local de la malaria.
  • Tres países han eliminado la filariasis linfática y no han notificado transmisión local, y otros tres están cerca de la eliminación.
  • Casi 20 millones de niños fueron tratados por geohelmintiasis en 2013 en la región.
  • Seis países y territorios del Caribe podrían haber eliminado la transmisión de la esquistosomiasis, pero quedan algunas zonas de transmisión y focos limitados.

Entre los socios que trabajan para eliminar la ceguera de los ríos de América, figuran los ministerios de salud de los seis países endémicos, miles de voluntarios en las comunidades, el Centro Carter, la OPS/OMS, Merck y su Programa de Donación de Mectizan®, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Fundación Carlos SlimFundación Bill y Melinda GatesFundación Internacional de Clubes de Leones y los Clubes de Leones locales de los seis países, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC), y anteriormente el Banco Interamericano de Desarrollo y Fundación Ceguera de los Ríos, así como varias universidades de América Latina y Estados Unidos.

El Programa para la Eliminación de la Oncocercosis en América, es una iniciativa regional que opera desde 1993, el cual ofrece asistencia técnica y financiera a los países para trabajar hacia la eliminación de la enfermedad.