Publicado el 10 de marzo de 2017 a las 1:00 pm.

La brecha digital se refiere a las desigualdades de acceso a las tecnologías de la información y comunicación conocidas como TICs, entre diferentes sectores sociales, regiones o países, ya sean determinados por cuestiones demográficas, de infraestructura o de aprovechamiento. Esta última relacionada con el concepto de alfabetización digital.

Las disparidades tecnológicas se pueden clasificar en tres tipos:

  • La de acceso: determinadas por las personas que pueden acceder o no a las TICs.
  • De uso: basada en los individuos que saben usarlas y los que no.
  • La de capacidad de uso: definida por las distintas habilidades de aprovechamiento entre los usuarios, es decir, los que saben satisfacer sus necesidades mediante los medios digitales y los que no.

En el caso de México, la brecha tecnología ha disminuido en los últimos años, sin embargo, la velocidad con la que se cierra es menor al de otras economías.

Conoce más: Brecha digital un reto para países en desarrollo

De acuerdo con el estudio América Latina 4.0: la digitalización en cadena de valor, presentado por la firma de consultoría GA, la penetración del Internet en nuestro país es de 44 por ciento, menor que el promedio de América Latina, situado en un 51 por ciento; y al de los países vinculados a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), tasada en un 82 por ciento.

La brecha digital es un problema significativo que permite o trunca las probabilidades de desarrollo entre individuos o naciones, ya que está ligada dialécticamente a otros contrastes sociales.

El acceso y aprovechamiento adecuado del acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, facilita las posibilidades de empleo, educación y esparcimiento.

 

Vía: Notimex