Publicado el 17 de julio de 2017 a las 11:29 am.

El Atrio de San Francisco fue el escenario para la presentación del libro Rastreando lo Moderno, arquitectura en el Centro Histórico de la Ciudad de México 1930-1960, que permite descubrir 100 edificios que se ubican en esta demarcación e invita a apreciar y comprender sus diseños y los espacios que crean.

A su vez, es una oportunidad para caminar por las calles y conocer los edificios que se encuentran ocultos entre grandes y distintos estilos, periodos y materiales, que son joyas de la arquitectura moderna. La investigación está acotada a un periodo que va de 1930 a 1960.

El libro explora las características que permiten comprender lo moderno en la arquitectura. A partir de esta búsqueda y dentro de las líneas de trabajo del programa curatorial MicrourbanismoCH de Casa vecina, se realizó una investigación de campo en el Centro Histórico para mapear la arquitectura visible y proponer una nueva manera de percibir el centro de nuestra ciudad.

Conoce más: Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México presenta el libro SOMOS CALLE

Para la Fundación del Centro Histórico, es importante contribuir con la recuperación del patrimonio mexicano, no solo para conservarlo como parte de la historia, sino para el disfrute de un espacio público, agradable y atractivo que brinde valores, integre y active a la sociedad.

El libro Rastreando lo Moderno, arquitectura en el Centro Histórico de la Ciudad de México 1930-1960, fue editado por Armando López Carrillo, contiene dibujos de Willi López y fotografías de Marcos Betanzos y Carlos Lázaro.

La Fundación del Centro Histórico a través su programa cultural, Casa Vecina, desarrolla, produce y difunde proyectos de arte y cultura contemporánea, con el objetivo de ampliar el diálogo y las experiencias entre artistas, académicos, científicos y otros agentes culturales, en conjunto con las distintas comunidades del Centro Histórico de la CDMX.

Asimismo, aplica programas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Actualmente, se trabaja en dos zonas estratégicas: el Centro Histórico de la Ciudad de México y en las colonias denominadas Las Pensiles, en la Delegación Miguel Hidalgo.