Publicado el 9 de marzo de 2017 a las 3:38 pm.

Con motivo del Día Mundial del Riñón, la Fundación ALE, A.C. ofreció un desayuno con el título “Enfermedad renal y obesidad: una vida sana para tener riñones saludables”, en el que participaron organizaciones de la sociedad civil, especialistas en nefrología, donación y trasplantes de órganos en México, así como pacientes trasplantados y donadores de órganos. El evento tuvo como objetivo compartir experiencias y crear conciencia entre la sociedad de la relevancia que han adquirido las enfermedades crónicas no transmisibles en nuestro país y la importancia de la prevención, tratamiento y atención de la insuficiencia renal crónica.

Al evento fue invitado el Secretario de Salud, Dr. José Narro Robles, quien aseguró que “lo que tenemos que hacer principalmente en México, es avanzar en la prevención de las enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, es ahí donde tenemos que poner los esfuerzos de instituciones del sector salud y la propia secretaría con las organizaciones de la sociedad civil. Sólo promoviendo la participación de la sociedad, hacerlo desde los hogares, desde la familia donde se educa a nuestros niños y jóvenes”.

El Dr. Roberto Tapia Conyer, Director General de la Fundación Carlos Slim, presentó la conferencia magistral “Obesidad y sus daños colaterales, nuevas estrategias para un abordaje eficaz”. En la que abordó los grandes desafíos que presenta el alarmante crecimiento de la diabetes, la obesidad y la hipertensión. Y la relación directa que estos padecimientos tienen con el desarrollo de la insuficiencia renal crónica. Así como las acciones que, desde hace algunos años, ha tomado la Fundación Carlos Slim a través de CASALUD, un modelo integral que busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto. Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO®), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal, para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible. Actualmente el modelo forma parte de la Estrategia Nacional contra la Diabetes y Obesidad, operando en 27 estados de la república.

El objetivo de CASALUD es revolucionar los centros de salud de primer contacto para la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como obesidad, diabetes e hipertensión.

“Hay que romper paradigmas en cuanto a la prevención, debemos implantar el nuevo concepto de la prevención proactiva, es decir prevención con acción, hay que salir a buscar a los enfermos, detectarlos y atenderlos con garantía de calidad en la atención, solo unidos: sociedad civil e instituciones del gobierno podremos hacer frente a la pandemia de las enfermedades crónicas no transmisibles”, señaló el Dr. Tapia.