Publicado el 17 de marzo de 2017 a las 1:00 pm.

El cuidado de la salud debe empezar por uno mismo, sin embargo, cuando una enfermedad nos aqueja es necesario acudir con un médico, para que haga una valoración del caso y realizar un diagnóstico que nos ayude a mejorar nuestra condición.

La automedicación es una mala costumbre entre muchas personas. Se toman antibióticos sin conocer las dosis adecuadas que un médico pueda recetar. Este fenómeno ha derivado en casos clínicos donde los antibióticos han dejado de surgir efecto para tratar ciertas infecciones.

Con base en lo anterior, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Eduardo Servín Garcidueñas, ha señalado que para el 2050, las principales causas de muerte, estarán relacionadas con la resistencia de los microorganismos a los antibióticos.

El investigador menciona que el uso indiscriminado de medicamentos no sólo ataca a los microrganismos ‘malos’, sino también con los que ayudan a la salud de las personas.

“Por eso es que en la actualidad se recomienda no utilizar antibióticos de forma rutinaria, tienen que hacerlo con supervisión médica, cuando el tratamiento así lo pide” y agregó “Los microorganismos son fundamentales y benéficos para el ser humano y solamente una fracción de ellas causa enfermedades y muertes”.

En México sólo el 40 por ciento de los niños tiene un esquema completo de vacunación

Para Servín Garcidueñas, la idea de que los microorganismos causan enfermedades debe ser eliminada “los microorganismos son nuestros amigos y participan en muchísimas actividades benéficas en la tierra, en procesos químicos y en nuestra propia salud”.

Los microbios que existen en los intestinos, poseen funciones para la nutrición y la digestión de los alimentos. Otros participan “en las enfermedades, en las alergias, en la elección de pareja, en nuestro nivel corporal, en la obesidad. Se sabe que los niños que nacen vía cesárea no tienen este contacto con los organismos y a lo largo del tiempo pueden generar obesidad y enfermedades crónicas degenerativas”.

Los principales problemas de salud a los que se enfrentan las poblaciones más vulnerables de México y América Latina, son prevenibles. Fundación Carlos Slim, trabaja con instituciones públicas y privadas a través de distintos programas integrales para encontrar soluciones innovadoras, sustentables y replicantes que permitan que más personas vivan más y mejor.