Publicado el 15 de julio de 2017 a las 2:00 pm.

El 15 de julio es el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud y este año el tema es el Desarrollo de las habilidades para mejorar el empleo juvenil.

Según datos recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se calcula que 73,4 millones de jóvenes estaban sin empleo en 2015 (una tasa de desempleo del 13,1 por ciento).

Una causa del desempleo juvenil es estructural y se debe al desajuste entre las habilidades que algunos trabajadores pueden ofrecer en el ámbito económico y las que piden los empleadores.

El desempleo estructural ocurre en todas las regiones del mundo y no sólo afecta a las economías, sino que también dificulta la transición hacia sociedades más equitativas e inclusivas como las que contempla la Agenda 2030 para un Desarrollo Sostenible.

Los jóvenes tienen casi el triple de probabilidades que los adultos de estar desempleados y de realizar trabajos de baja calidad, de enfrentar desigualdades en el mercado laboral y de estar expuestos a transiciones largas y más inseguras desde la escuela a un puesto de trabajo.

La educación y la capacitación son cruciales para triunfar en el mercado laboral. Desafortunadamente, los sistemas existentes no responden a las necesidades de aprendizaje de muchos jóvenes. Asimismo, sondeos sobre resultados académicos y capacitación revelan que un elevado número de ellos tienen niveles bajos en numeración y escritura básicas.

Conoce más: Para implementar los ODS se necesita una alianza global revitalizada

La capacitación y el empleo para la juventud aparecen de forma destacada en la Agenda 2030 para un Desarrollo Sostenible y la meta 4.4 de los ODS, pide un incremento sustancial en el número de jóvenes y adultos que tienen una formación relevante.

Conocer qué es lo apropiado para apoyar a los jóvenes en el mercado laboral actual y en el futuro, a través de la formación y del desarrollo de habilidades, será fundamental para el éxito de la Agenda 2030 y será el asunto central en esta reunión de alto nivel.

Fundación Carlos Slim tiene como vocación la formación integral de las personas de todas las edades, en México y América Latina, para que fortalezcan sus capacidades, habilidades y puedan insertarse activamente en el desarrollo económico y social, logrando más oportunidades y una mejor calidad de vida.

Para ello, trabaja con instituciones académicas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, para que sus programas de educación, salud, empleo, justicia, migrantes, seguridad vial, desarrollo humano, deporte, medio ambiente, cultura, ayuda humanitaria y desarrollo económico, beneficien a la mayor cantidad de personas, con especial énfasis en los grupos más vulnerables.