Publicado el 8 de mayo de 2017 a las 4:00 pm.

A finales del siglo XIX, daba inicio el Movimiento Internacional de la Cruz Roja, mejor conocido como Cruz Roja. Esta conmemoración coincide con el natalicio de su fundador, Henry Dunant.

Fue en el año de 1859, cuando viajaba hacia Argelia que tuvo que ser testigo del enfrentamiento entre el ejército austriaco y franco-piamontés, dejando un saldo de 40 mil muertos o heridos.

Ante dantesco escenario, organizó a los civiles para ayudar a los heridos, sin importar el bando al que pertenecían. Esta acción se llevó a cabo bajo el nombre: ‘Tutti fratelli’ (Todos somos hermanos).

A su regreso a Suiza, escribiría ‘Un Souvenir de Solferino’, un texto que serían las bases para que el Presidente de la Sociedad de Ginebra para el Bienestar Público, aceptara convocar a un pequeño comité para examinar las propuestas de Dunant.

Conoce más: Conmemoración de los 107 años de la Cruz Roja Mexicana

El Comité Internacional de la Cruz Roja fue oficialmente fundado el 17 de febrero de 1863, coincidiendo con la primera reunión de este grupo de expertos. Una año más tarde, doce estados firmaron el Primer Convenio de Ginebra, un documento que pretendía proteger a los militares heridos y al personal sanitario.

El uso de los símbolos de la organización, desde este momento, se enmarca dentro del Derecho Internacional Humanitario y la labor de estos voluntarios debe ser respetada independientemente de las circunstancias.

Se ha otorgado en tres ocasiones el Premio Nobel de la Paz a la Cruz Roja. Además, el 13 de junio de 2012, la Cruz Roja también fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Cada 8 de mayo, se rinde honores a miles de voluntarios y trabajadores, los cuales ponen en riesgo sus propias vidas para salvar a los más desfavorecidos.