Publicado el 16 de mayo de 2017 a las 10:15 am.

La amenaza que tiene al borde de la extinción a la Vaquita marina ha llevado a realizar acciones de patrullaje con elementos de la Marina, y a la suspensión de pesca comercial en el Alto Golfo de México mediante el uso de redes de enmalle o agalleras.

A pesar de implementar con severidad estas medidas, la vaquita sigue registrando una disminución en el número de especímenes que aún quedan. En 2016 se dio a conocer que sólo 60 ejemplares quedaban, sin embargo, este año (2017), la cifra tuvo un descenso del 50 por ciento, dejando sólo a 30 vaquitas marinas.

Ante ello, Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, señaló que se creará un santuario en el Mar de Cortés, con la finalidad de salvaguardar y preservar a esta especie en peligro de extinción.

Agregó que se trabaja con especialistas internacionales para lograr la reproducción de esta especie que se da cada dos años y medio, además de hacer conciencia a nivel nacional e internacional para evitar el consumo de totoaba.

“Hoy la principal causa de la muerte de la vaquita marina es la sobreexplotación de la totoaba, que tiene demanda en el mercado internacional”, puntualizó el secretario.

Uno de los métodos que se implementarán para lograr encontrar y capturar a las vaquitas será el uso de delfines entrenados para llevarlas al santuario en el Alto Golfo de California.

Conoce más: Delfines entrenados podrían proteger a la Vaquita marina

El mamífero será trasladado a este espacio para su salvaguarda y reproducción, y en el área se evitará el acceso a cualquier tipo de depredador de la especie.

El Fondo Mundial para la Naturaleza WWF México, manifestó abiertamente su respaldo a la creación de un santuario temporal para tratar de salvar a la vaquita marina.

María José Villanueva, directora adjunta de Estrategia y Ciencia de WWF México, dijo que reconocen y apoyan este esfuerzo de la Semarnat, que trabaja en conjunto con el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).

La iniciativa de WWF consiste en que las personas interesadas ingresen al sitio www.worldwildlife.org y firmen una carta con todos sus datos, que llegará al Presidente de México.

Desde 2004, el apoyo de fundaciones mexicanas y estadounidenses, en particular la Alianza WWF-Fundación Carlos Slim, ayudan al desarrollo y adopción de nuevas artes de pesca que no atrapan vaquitas, la capacitación de pescadores y el monitoreo acústico de la población de esta especie.