Publicado el 16 de junio de 2017 a las 10:00 am.

La importancia de cuidar nuestro medio ambiente no sólo se debe a las condiciones climáticas extremas que se puedan generar. El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), a través de la investigadora Martha Patricia Sierra Vargas, advirtieron que la contaminación provoca más de 30 daños a la salud.

La afección más común es una irritación de ojos o el riesgo de desarrollar cáncer, todo esto en función al grado y permanencia de los contaminantes en el medio ambiente.

Sierra Vargas señaló la existencia de diversos estudios, que señalan que una exposición crónica a la contaminación elevada se asocia a enfermedades como el cáncer de pulmón.

Conoce más: Mala calidad del aire en el Valle de México equivale a 40 cigarros al día

Asimismo, recalcó que existen afectaciones a nivel del sistema nervioso central y en el cerebro, “si están expuestos a ciudades contaminadas tienen una disminución en el lenguaje intelectual”.

Para la especialista los menores de cinco años y los mayores de 65, son los grupos más vulnerables y expuestos a los contaminantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha informado que cada año mueren 1.3 millones de personas a causa de la contaminación atmosférica urbana, la cual se considera como un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, respiratorias o cáncer.

Las recomendaciones ante situaciones de altos niveles de contaminantes en el aire son: evitar salir, no realizar ejercicio al aire libre, ni usar bicicleta porque incrementa la frecuencia respiratoria e ingresa más fácil el contaminante al cuerpo, comer verduras de hoja verde o los llamados crucíferos como el brócoli o coliflor, ya que tienen antioxidantes que nuestro cuerpo requiere para combatir los efectos de la contaminación.

Fundación Carlos Slim realiza acciones de adaptación y mitigación para la conservación de la biodiversidad. Estos proyectos contribuyen a la Estrategia Nacional de Cambio Climático. La mayoría de los proyectos son desarrollados en áreas naturales protegidas federales, en apoyo a las acciones de manejo y conservación que realiza la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).