Publicado el 16 de junio de 2017 a las 1:00 pm.

La amenaza del virus de la polio parece lejana para la región occidental del mundo. Sin embargo, en algunos países de medio oriente y en el continente Africano su presencia es un riesgo constante para los niños.

En fechas recientes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó un nuevo brote de poliomielitis de origen vacunal en la provincia de Siria, Deir al Zur, que se encuentra bajo control del grupo yihadista Estado Islámico y que en la actualidad es prácticamente inaccesible para la ayuda humanitaria.

Estos nuevos casos registrados no se derivan del tipo salvaje, sino a una derivada de la vacuna antipoliomielítica oral (VPO), un tipo de brote que es extremadamente raro, señaló Oliver Rosenbauer, especialista de la OMS.

El último registro de un brote en aquel país se dio entre 2013 y 2014 en la misma región, pero al ser diferente la cepa que circuló entonces y la que se ha detectado ahora se trata de brotes que no están relacionados.

“Se trata de una cepa del virus de la polio que es capaz de provocar parálisis en los niños, pero que de manera general es menos peligrosa, causa menos casos y no viaja tan fácilmente (como la cepa salvaje)”, señaló Rosenbauer.

La poliomielitis es una enfermedad muy contagiosa causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas.

Pakistán, Afganistán y Nigeria son los únicos países que no han logrado detener la transmisión de la polio.

Uno de los principales actores a nivel mundial en la lucha contra la polio es la Fundación Bill & Melinda Gates, quien junto a Fundación Carlos Slim (FCS), trabajan en el Plan Estratégico para la Erradicación de la Polio (GPEI por sus siglas en inglés).

Bajo este nuevo escenario en el continente Africano, Bill Gates ha estimado que la erradicación se llevará hasta el año 2020. La aportación de la FCS ha permitido la compra de más de 260 millones de vacunas contra la polio en beneficio de niños de 21 países de África.

Además, Fundación Carlos Slim, apoya la Iniciativa Global para la Erradicación de la POLIO en el mundo (GPEI por sus siglas en inglés) que ha desarrollado un plan estratégico para que en seis años, con acciones sin precedentes, sea erradicada esta enfermedad.