Publicado el 17 de diciembre de 2016 a las 2:00 pm.

De acuerdo con la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (ESAD), la práctica habitual de ejercicio en los primeros años de la adolescencia reduce el riesgo de desarrollar diabetes en la edad adulta.

La investigación realizada por la Universidad de Exeter, concluyó que la actividad física tiene efectos benéficos sobre la resistencia de los jóvenes a la insulina. Descubrieron que, mientras el ejercicio tenía un gran impacto positivo en la salud de los adolescentes de 13 años, no afectaba la resistencia de los jóvenes de 16 a la insulina.

Los datos señalan que los niños de 13 años o más con actividad física reducen los niveles de resistencia a la insulina en un 17 por ciento independiente de su grasa corporal.

Conoce más: Aumentan casos de diabetes: OMS

Brad Metcald investigador en la “Escuela de deportes y ciencias de la salud” mencionó que el estudio proporciona importantes hallazgos para a reducción de la resistencia a la insulina, que se ha elevado drásticamente entre los 9 y los 13 años: “Nuestro estudio encontró que la actividad física reduce la enfermedad en los primeros años de la adolescencia pero no tuvo ningún impacto sobre los jóvenes de 16”.

Fundación Carlos Slim, a través del modelo integral CASALUD busca solucionar los retos más apremiantes en materia de Salud Pública en México identificando de manera oportuna enfermedades crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer. A través de la reingeniería de los servicios en los centros de salud de primer contacto.

Mediante el desarrollo de la Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO®), se ha establecido un protocolo de tamizaje de cinco factores de riesgo: peso, presión arterial, glucosa, colesterol y función renal. Para determinar el estado físico de las personas e identificar si padecen alguna enfermedad no transmisible.